¡Entrena si eres mujer! Parte II image001 4

Introducción

En este artículo continuamos con los beneficios que aporta a las mujeres el entrenamiento, y porqué deben realizar ejercicio en las diferentes fases de su vida.

¡Entrena si eres mujer! Parte II image002 4

Imagen 1. Alumna después de realizar un empuje de cadera. Lo celebra a lo Lydia Valentín ;).

El movimiento, una parte esencial de nuestra naturaleza

Si se mira al ser humano desde una perspectiva evolutiva, tanto hombre como mujer no están diseñados para el sedentarismo. En sus millones de años de existencia, prácticamente no ha existido la situación actual, donde predominan los hábitos sedentarios y la nula presencia de esfuerzo físico. El resultado, junto a otros factores desencadenantes, seres humanos obesos, con nula conciencia corporal y una pérdida de habilidades motoras. A esto hay que sumarle, todo tipo de desórdenes de tipo endocrino, cardiorrespiratorio, etc. Es el resultado de haber perdido algo tan necesario como “el movimiento”.

¡Entrena si eres mujer! Parte II image003 4

Imagen 2. El futuro humano desde la perspectiva de Disney en Wall-E.

Mujer y entrenamiento. Consejos prácticos.

A continuación, se muestran algunos consejos prácticos que pueden ayudar a acercar a la mujer al entrenamiento y mitigar los problemas mencionados en el artículo anterior.

  1. Niñas y entrenamiento.

Es probablemente la mejor solución al problema a medio-largo plazo. Las mujeres que han practicado modalidades deportivas en su niñez-adolescencia y que posteriormente se han mantenido activas, tienen menos problemas para integrarse otra vez al entrenamiento. Tienen mayor capacidad para el movimiento, un mejor control motor y menores limitaciones de otro tipo para re-iniciar la práctica deportiva. Sin duda, el primer consejo es que sus hijas practiquen alguna modalidad deportiva o lúdica donde el movimiento esté presente, algo que en algunas zonas de España es común, pero en otras no lo es. Basta con ver los últimos juegos olímpicos y ver la procedencia geográfica de las competidoras españolas.

  • Perder el miedo.

Algunas mujeres no tienen claro que es entrenar y eso les lleva a hacerse una idea equivocada. La mejor forma de perder ese miedo es dar el primer paso y atreverse a intentarlo. Su entrenamiento debe ser el más adecuado para ella, en función de la etapa que se encuentre de su vida y del objetivo que plantee. La empatía y cercanía del entrenador en estos casos es vital. Que tanto el centro de entrenamiento como el propio entrenamiento sean considerados como un lugar y un momento positivo y agradable que pueden generar adherencia.

¡Entrena si eres mujer! Parte II image004 5

Imagen 3. Alumna realizando ejercicios de movilidad.

  • Integración en un estilo de vida.

La consecución de objetivos relacionados con la salud será visiblemente mermada si nos están integrados en un estilo de vida saludable. Tanto hombres como mujeres deben intentar que el entrenamiento esté integrado en un estilo de vida saludable y sostenible. La nutrición, el ocio, las relaciones sociales y los aspectos psicológicos y ambientales integran nuestra calidad de vida.

¡Entrena si eres mujer! Parte II image005 4

Imagen 4. El alcohol y el tabaco, dos enemigos de un estilo de vida saludable.

  • El entrenamiento no tiene edad

Una percepción equivocada del entrenamiento es el que pueden tener las mujeres relacionadas con la edad y ejercicio físico. Algo que puede estar fomentado por las rr.ss. donde chicas jóvenes entrenan con fines estéticos. Nada más lejos de la realidad. Probablemente a mayor edad o en una situación deficitaria, mayores pueden ser los beneficios aportados por el entrenamiento. Por ejemplo, una mujer con problemas para levantarse del asiento que comienza a entrenar, esto le permite tener mayor potencia, lo cual implica que pueda levantarse más facialmente. Es sin duda un paso ganado en el tiempo.

El entrenamiento debe estar enfocado a la etapa de la vida de la mujer. La adolescencia, la maternidad, el post-parto, la menopausia y la edad avanzada, tienen diferentes enfoques de entrenamiento. La mujer necesita un entrenamiento individualizado.

  • No basar el entrenamiento en la pérdida de peso.

Es un error común y que posiblemente no tiene solución en la sociedad actual. Es la de basar el entrenamiento a perfiles estéticos.

El enfoque debería ser mejorar tus capacidades a nivel cardiorrespiratorio, reducir la sarcopenia, mejorar el control motor, aumentar la fuerza y la potencia, mejorar la relación espacio-temporal, etc. La mejora estética será un objetivo derivado de integrar tales capacidades a tu rendimiento.

Si se basa la consecución de objetivos en los resultados de una báscula, se estará poniendo al entrenamiento contra el control nutricional. En estas circunstancias, el entrenamiento tiene todas las de perder, básicamente porque es mucho más sencillo ingerir calorías que consumirlas con el ejercicio. La percepción errónea del consumo energético de caminar o 40´de ejercicio moderado nos lleva al error de pensar que se pueden contrarrestar los excesos calóricos nutricionales.

¿Necesitas un Entrenador Personal en Granada?

Rápida consecución de tus objetivos de una forma segura y eficaz, sin pérdidas de tiempo.

Adecuado y personalizado según tus exigencias.

Conclusión

En estos dos artículos hemos descritos los problemas que puede encontrarse una mujer que se acerca al entrenamiento, así como los beneficios que puede obtener del mismo y algunos consejos prácticos. Si eres mujer, es hora de ponerse en movimiento. Te esperamos en TrainerClub.

Referencias

  1. Hermenegildo-López, Y., Sandoval-Insausti, H., Donat-Vargas, C., Banegas, J. R., Rodríguez-Artalejo, F., & Guallar-Castillón, P. (2021). General and central obesity operate differently as predictors of falls requiring medical care in older women: a population-based cohort study in Spain. Age and ageing50(1), 213-219.
  • Gullón, P., Díez, J., Cainzos-Achirica, M., Franco, M., & Bilal, U. (2021). Social inequities in cardiovascular risk factors in women and men by autonomous regions in Spain. Gaceta Sanitaria35(4), 326-332.
  • Marín-Jiménez, N., Ruiz-Montero, P. J., De la Flor-Alemany, M., Aranda, P., & Aparicio, V. A. (2020). Association of objectively measured sedentary behavior and physical activity levels with health-related quality of life in middle-aged women: the FLAMENCO project. Menopause27(4), 437-443.

ÁNGEL GUTIERREZ

¡Entrena si eres mujer! Parte II 1512

Entrenador Personal en Granada

Ir arriba