trainerclub.es

Lesiones en el deporte: Periostitis tibial

El running es una práctica muy habitual en nuestra sociedad: el poder hacerlo en pareja o familia, la constante superación o el aumento de grupos de iniciación para preparar diferentes distancias o carreras populares lo hacen uno de los deportes más practicados en nuestro país.

Como en todos los deportes, los inicios nunca son sencillos y más aún si aparecen lesiones. Una de la más comunes es la periostitis tibial.

El periostio es la capa más externa del hueso formado por tejido fibrovascular que envuelve todos los huesos para sostener los vasos sanguíneos y nervios que lo nutren y dan sensibilidad.

Una de sus funciones básicas es fijar los tendones y ligamentos en el tejido óseo (en la tibia: sóleo, gemelos, flexor de los dedos, tibiales anterior y posterior).

Esta capa se puede inflamar apareciendo la periostitis tibial.

Su mecanismo de producción suele ser tracciones repetidas sobre esta capa por la musculatura que se inserta ahí o microtraumatismos de repetición por impactos al correr, por lo que es más frecuente en corredores de medio-gran fondo.

 

Tipos de periostitis

Según su localización, destacamos 2 tipos:

-Borde tibial antero-interno: desde el maleolo interno al tercio medio de la tibia, donde se insertan tibial posterior, flexor común de los dedos y sóleo.

-Borde tibial antero-externo: entre maléolos y tercio medio de la cresta tibial donde se inserta tibial anterior (músculo principal en la zancada) por lo que es la más frecuente.

 

Causas

Según sea en principiantes o en personas ya entrenados:

  • En personas ya entrenadas en running:
  • Al iniciar la carrera de manera brusca, agresiva y no progresiva después de un tiempo sin practicar (pre-temporada).
  • Por el acortamiento (falta de estiramiento o morfología de tríceps sural).
  • En principiantes:
  • Falta de flexibilidad en musculatura plantar, lo que provoca sobrecarga del tibial anterior.
  • Falta de acomodación al microtraumatismo.
  • Otras causas:
  • Sobrecarga de entrenamiento en terreno excesivamente duro, muchos kilómetros o mucho desnivel.
  • Desalineación anatómica de la articulación tibioperoneastragalina (en pie pronador).
  • Calzado inadecuado o en malas condiciones.

¿Necesitas Fisioterapia en Granada?

La terapia manual y el diagnóstico correcto son los dos ejes de nuestro trabajo.

Comprometidos con nuestros tratamientos y resultados.

Fisioterapia en Granada

Síntomas de la periostitis

            Dolor agudo: “fuego” mecánico que aparece al inicio de la práctica, desaparece después de calentar y vuelve a aparecer al final de la sesión.  Cede con el reposo.

En los casos más severos aparece al poco de iniciar la actividad y ya no desaparece.

           

  Tratamiento fisioterapeútico de la periostitis tibial

            Si es aguda:

            -Reposo relativo (2 semanas mínimo).

            -Electroterapia antiálgica y antiinflamatoria.

            -Vendaje funcional o kinesiotapping.

            -Criomasaje puntual.

            Si es subagudo:

            -Reposo activo.

            -Masaje y liberación miofascial.

            -Electroterapia.

            -Vendaje funcional o kinesiotapping.

            -Criomasaje.

            -Fibrolisis percutánea.

 

   Prevención de la periostitis tibial

  • Debemos tener cuidado con el terreno sobre cual entrenamos. Si la superficie es demasiado dura, nuestra tibia absorberá el impacto por lo que se vuelve propensa al lesionarse.
  • La intensidad del entrenamiento debe ser incrementada de forma progresiva.
  • Calzado adecuado para que amortigüe el impacto y cumpla con las necesidades del sujeto.
  • Acudir de forma periódica al fisioterapeuta permite liberar la tensión de las estructuras que participan en la práctica deportiva, por lo que resulta sumamente beneficioso y preventivo.
  • El calentamiento antes y los estiramientos después de la práctica deportiva son esenciales para prevenir la periostitis y todas las lesiones.

 

En conclusión, la periostitis es una lesión que se trata de forma conservadora con fisioterapia. El tratamiento a seguir dependerá del tiempo de evolución, pero se puede recuperar al 100% con constancia y trabajo mutuo del paciente y del fisioterapeuta. Además, sería importante seguir los consejos para su prevención.

 

 

Completa tus sesiones de Fisioterapia con nuestro servicio de Entrenador Personal en Granada

 

Bibliografía:

-www.cochranelibrary.com.

 

Marina Garrido

Fisioterapeuta en Granada