trainerclub.es

En la anterior entrada, se ha expuesto un análisis postural del patrón de extensión, mostrando cómo se dispone tanto de forma estática como en movimiento, la estructura corporal con esta postura sub-óptima. En este artículo se expondrá cuáles pueden ser las causas artromusculares que provocan tal disfunción y en una posterior entrada, diferentes propuestas correctivas para su tratamiento desde el papel del preparador físico mediante ejercicio correctivo. Hay que tener en cuenta, que en este artículo no se tiene en cuenta un principio básico del entrenamiento, como es la individualización, por lo tanto toda evaluación debe ir acompañada de aquello que sea susceptible de medida en cada caso, es decir, individualizar cada caso concreto.

En TrainerClub, con tu Entrenador Personal en Granada, se te informará y aconsejará sobre que ejercicios son los más beneficiosos de manera personalizada.

Información del análisis postural

Después de evaluar al sujeto, debemos tener en cuenta los autores de referencia en la materia. Kendall realiza un análisis de la biomecánica de esta posición y describe el posicionamiento de diferentes estructuras en el patrón de extensión (1). Empezaremos el análisis del patrón de extensión por la posición de la cabeza y cuello, denominada FHP.

FHP (Forward Head Posture)

Una postura hacia delante de la cabeza implica una mayor flexión de las vértebras cervicales inferiores y las regiones torácicas superiores, extensiones aumentadas de las vértebras cervicales superiores y la extensión del occipital en C1 (2).  Se considera que el FHP coexiste con la hiperextensión de la columna cervical superior, el aplanamiento de la columna cervical inferior, el redondeo de la parte superior de la espalda y la elevación y protracción de los hombros. La FHP (imagen 1) puede provocar dolor craneofacial, dolor de cabeza, dolor de cuello y hombro, junto con una disminución del rango de movimiento cervical, rigidez muscular y sensibilidad.

Imagen 1. Posición FHP y cifosis torácica aumentada

 

Esta posición de la cabeza hacia delante desde la línea de gravedad generar que las escápulas roten medialmente (aleteo), aumento de la cifosis torácica y una altura vertebral general acortada (imagen 2).

Imagen 2. Abducción con ligera rotación interna y descendente de escapulas. También se observa el hombro derecho más bajo, posiblemente por ser diestra.

 

Las características son las siguientes: hay una rectificación de la lordosis cervical y una inclinación compensatoria hacia atrás de la cabeza en la articulación atlanto-occipital. En los músculos cervicales posteriores hay estiramiento y debilidad de semiespinoso cervical e hiperactividad con acortamiento final de semiespinoso de la cabeza.

Esta posición genera rigidez muscular en diferentes regiones anatómicas. Los músculos del tórax anterior (músculos intercostales), de la extremidad superior que se originan en el tórax (pectoral mayor y menor, dorsal ancho, serrato anterior), de la columna cervical y la cabeza que se adhiere a la escápula y la parte superior tórax (elevador de la escápula, esternocleidomastoideo, escaleno, trapecio superior) y músculos de la región suboccipital (recto mayor posterior y menor, recto inferior capitis y superior).

Imagen 3. Resumen de los músculos rígidos y débiles con FHP.

 

Ante este panorama la movilidad articular se verá afectada, no solo cervical. Por ejemplo, con protracción de cabeza y cuello y flexión torácica, el movimiento de la articulación glenohumeral se verá afectado, limitando la flexión y la rotación interna, donde aumentar la flexibilzación solo del complejo del hombro no será una buena medida (imagen 4). Esto es similar a lo que ocurre con la pelvis en anteversión y se quiere aumentar la flexión y rotación interna mediante elongación de los tejidos blandos (imagen 5). Se considera más apropiado en este caso realizar un trabajo sobre la inclinación pélvica que mejore su alineación horizontal, y probablemente el ROM  aumente sin estresar tejidos pasivos.

Imagen 4. Limitación en la movilidad glenohumeral. Para alcanzar la línea vertical, compensa con hiperextensión lumbar.

Imagen 5. Antes de someter a estiramientos las estructuras articulares, se debe valorar la correcta alineación.

 

Por el contrario, genera debilidad en erectores espinales superiores y retractores escapulares (romboides, trapecio medio), músculos anteriores de la garganta (músculos suprahioideos e infrahioideos) y flexores profundos del cuello (longus capitis, longus coli y rectus capitis anterior y lateral) (imagen 6) (3).

Imagen 6. Músculos elongados y débiles con FHP.

 

Con los síntomas de la articulación temporomandibular, los músculos de la masticación pueden tener una mayor tensión (músculos pterigoideo, masetero y  temporal).

CAUSAS

  • Postura de trabajo: inclinación de la cabeza hacia delante o hacia atrás durante largo periodo de tiempo, sentarse con los hombros caídos o relajados al usar el ordenador.
  • Resultado de otra postura defectuosa, como la postura de la columna pélvica y la lumbar.
  • Entrenamiento predominante de los músculos rotadores internos toraco-humerales (imagen 7).
  • Dormir con la cabeza elevada demasiado alta.
  • Postura de mensajes de texto mantenida por largas duraciones.
  • La falta de desarrollo de la fuerza muscular de la espalda.

Imagen 7. Connor Mcgregor presenta una marcada anteriorización de hombros, cabeza y cuello. La posible causa es el sobreuso de la cadena cruzada anterior, propia de su deporte.

 

EJERCICIO CORRECTIVO

Con objeto de reducir todas las alteraciones que produce FHP, en la siguiente entrada  se mostrarán pautas para corregir esta disfunción postural.

Bibliografía

  1. Kendall, F. P. (2007). Kendall’s Músculos Pruebas Funcionales Postura y Dolor, Editorial Marbán.
  2. Kisner, Therapeutic Exercises, Fifth Edition, U.S.A. -F.A. Davis Company p384-404
  3. Rodríguez-Romero, B., Mesa Jiménez, J., Paseiro Ares, G., & González Doniz, L. (2004). Síndromes posturales y reeducación postural en los trastornos témporo-mandibulares

¿Necesitas un Entrenador Personal en Granada?

Rápida consecución de tus objetivos de una forma segura y eficaz, sin pérdidas de tiempo.

Adecuado y personalizado según tus exigencias.

Entrenador Personal en Granada