trainerclub.es

LA ENFERMEDAD DE CROHN

Esta enfermedad fue descubierta por el Dr. Burrill Bernard Crohn, del cual recibe su nombre.

Afecta a hombre y mujeres de edades comprendidas entre los 15-30 años. La padecen casi un total de 30.000 pacientes al año y sigue en aumento, siendo este uno de los problemas que más preocupan.

 

  1. ¿QUÉ ES?

Una inflamación a lo largo del tubo digestivo que altera su funcionamiento. Puede ir desde la boca hasta el ano, centrándose en las diferentes partes del intestino.

  1. CAUSAS
  • Se desconoce su causa, pero suele ser por genética o por algún familiar.
  • Por malos hábitos (tabaquismo, infecciones, mala alimentación donde predominan alimentos refinados y/o ultraprocesados, etc.).

 

  1. SÍNTOMAS

Los síntomas varían según cada paciente, y, sobre todo, según la zona del organismo que se vea afectada. Así, pues, los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Diarreas con o sin moco y sangre.
  • Fatiga, dolor abdominal y/o hinchazón.
  • Pérdida de peso y del apetito.
  • Fiebre.
  • Anemia.
  • Cansancio, delgadez o desnutrición.
  • Ulceras bucales y encías inflamadas.                                                                                                                               


MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO

 

Las enfermedades inflamatorias a nivel del tracto digestivo se detectan mediante diferentes estudios.

La heterogeneidad clínica de la enfermedad de Crohn va a hacer que se lleve a cabo un tratamiento individualizado dependiendo de la localización, de la gravedad, de la respuesta previa al tratamiento, de la existencia de complicaciones, entre otros.

Por su parte, el tabaquismo aumenta la incidencia de esta patología y empeora claramente su curso clínico, mientras que una dieta equilibrada y unos hábitos saludables construyen a mejorarlo.

 

  1. DÉFICIT NUTRICIONAL DEBIDO A LA ENFERMEDAD
  • Puede haber malnutrición proteica y energética, debido a comer pocas calorías y pocas proteínas.
  • Ocurre debido a la falta de apetito, por rechazo a la comida y/o por mala tolerancia, aumentando los dolores.
  • El uso de fármacos, prescritos por los médicos, hace que se absorban peor algunos nutrientes. Algunos de esos fármacos pueden ser:

 

  • Colestiramina: disminuye la asimilación de las grasas y vitaminas A, D, K y E.
  • Corticoides:  afectando a la malabsorción de Ca e insuficiencia renal por su uso masivo.
  • Salazopirina: disminuye la absorción de Vitamina B9.
  • La malabsorción de nutrientes en aquellos puntos del intestino dañados, puede provocar artritis y problemas articulares.

 

  • Minerales:
  • Zinc: su déficit provoca una bajada de la inmunidad del organismo.
  • Magnesio: su carencia puede provocar problemas musculares y del metabolismo del organismo.
  • Selenio: su déficit provoca envejecimiento prematuro y baja protección frente a los procesos oxidativos.

 

  • Vitaminas: existe una carencia múltiple de vitaminas. Las más afectadas son: A, E, B1, B2, B6, y B9.

¿Necesitas un Nutricionista en Granada?

Pérdida de peso, Aumento de masa muscular, Hábitos alimenticios, Trastornos alimenticios.

Nutricionistas titulados que planifican cada dieta desde un plano personal.

Nutricionista en Granada

  1. ALIMENTACIÓN PARA LA ENFERMEDAD DEL CROHN

Alimentación hipercalórica, hipolipídica, hiperproteica, muy baja en fibra, antiinflamatoria, hidratante y de fácil digestión.

 

Principales objetivos para su intervención nutricional:

  •  Valorar y mejorar el estado general de la persona.
  •  Valorar si existen intolerancias o alergias alimentarias.
  •  Evitar estados de malnutrición y de desnutrición.
  •  Disminuir la inflamación de las zonas afectadas
  •  Aumentar el peso en caso de que sea necesario.
  •  Mejorar sistema inmune para evitar infecciones y, con ello, complicaciones.
  •  Facilitar la digestión de los alimentos.

Las pautas alimenticias las diferenciamos en función de la etapa de la enfermedad. Por su parte, en fases de reemisión, donde no se sufren los síntomas de dicha enfermedad, se recomienda:

                                                                          

  1. Posibles intolerancias a alimentos.
  2. Dieta equilibrada y saludable.
  3. Dieta suficiente en calorías y proteínas para evitar desnutrición.
  4. Evitar consumo de fibra insoluble procedente de cereales integrales y la piel de las frutas.
  5. Dieta sin gluten y sin lactosa (sobre todo si hay diarrea).
  6. Evitar alimentos ricos en grasas.
  7. Hidratación: agua, caldo, infusiones, suero oral, etc.
  8. Aumentar consumo betacarotenos: calabaza, zanahoria, calabacín, mango, etc.
  9. Tomar probióticos en forma de yogur o suplementos.
  10.  Cocciones recomendadas: hervido, vapor, microondas,  

papillote, horno a baja o moderada temperatura.

  1.  Hacer ingestas de poco volumen y espaciadas en el

tiempo para facilitar la digestión (realizar 6 comidas al

 

6.1. ALIMENTOS PARA LA ENFERMEDAD EN SU FASE LEVE:

 

GRUPOS DE ALIMENTOS

ALIMENTOS A EVITAR

ALIMENTOS ACONSEJABLES

Lácteos

Lácteos enteros

Leche desnatada s/lactosa

No tolera lácteos: probióticos vía oral

Aumentar consumo de quesos.

Carnes

-

Ternera blanca

Pavo

Perdiz

Pollo sin piel

Lomo de cerdo

Potro

Conejo

Cordero

Pescados

-

Pescados magros blancos

Pescado azul rico en omega 3

Gamba/langostino

Huevos

-

Tortilla/revuelto con 1 yema + claras

Huevo pasado por agua

Pan

-

Pan tostado (no integral)

Pan blanco de molde

Pan del día anterior

Pan sin gluten

Embutidos

-

Jamón cocido

Pechuga de pavo cocido

Lomo embuchado

Verduras

Flatulentos (col, brócoli, coliflor, etc.)

Purés o cremas

Zanahoria

Berenjena sin piel ni semillas

Verduras crudas (ensaladas)

Calabacín

Judía verde muy hervida

Escalibada (berenjena, cebolla y pimiento -todo asado-)

Espinacas

Calabaza

Cereales

Cereales integrales (insoluble)

Harina de arroz/maíz

Tortitas de arroz

Espaguetis muy cocidos

Arroz hervido

Con gluten

Sémola de arroz

Noodles de arroz

Copos de maíz

Patatas

-

Puré de patatas

Patata/boniato hervido

Frutas

Frutas con piel

Manzana

Plátano maduro

Zumos (uva y manzana)

Naranja

Aguacate

Pera

Mermelada de melocotón

Grasas

Mantequilla

Mantequilla (muy poquita cantidad)

AOVE acidez ≤ 0.8 (una cucharada en todo el día)

Bebidas

Bebidas gaseosas

Agua

Caldo vegetal

Infusiones

Cafés

                         

 

6.2. ALIMENTOS PARA LA ENFERMEDAD EN SU FASE MODERADA:

 

GRUPOS DE ALIMENTOS

ALIMENTOS A EVITAR

ALIMENTOS ACONSEJABLES

Lácteos

Lácteos enteros

Leche desnatada s/lactosa

No tolera lácteos: probióticos vía oral

Yogur natural desnatado

Queso fresco desnatado

Carnes

Carne roja

Ternera blanca

Pavo

Perdiz

Embutidos

Pollo sin piel

Lomo de cerdo

Potro

Conejo

Cordero

Pescados

-

Pescados magros blancos

Gamba/ langostino

Huevos

-

Tortilla/revuelto con 1 yema + claras

Huevo pasado por agua

Pan

-

Pan tostado (no integral)

Pan blanco de molde

Pan del día anterior

Pan sin gluten

Embutidos

-

Jamón cocido

Pechuga de pavo cocido

Verduras

Flatulentos (col, brócoli, coliflor, etc.)

Calabaza

Verduras crudas (ensaladas)

Zanahoria

Espinacas

Calabacín

Cereales

Cereales integrales (insoluble)

Harina de arroz/maíz

Tortitas de arroz

Espaguetis muy cocidos

Arroz hervido

Con gluten

Sémola de arroz

Noodles de arroz

Copos de maíz

Patatas

-

Puré de patatas

Patata/boniato hervido

Frutas

Frutas con piel

Manzana al horno con canela o pelada y oxidada

Plátano maduro

Zumos (uva y manzana)

Naranja

Pera al horno

Mermelada de melocotón

Grasas

Mantequilla

AOVE acidez ≤ 0.8 (una cucharada en todo el día)

Margarina

Nata

Bebidas

Bebidas gaseosas

Agua

Caldo vegetal

Infusiones

Cafés

                         

 

6.3. ALIMENTOS PARA LA ENFERMEDAD EN SU FASE SEVERA:

 

GRUPOS DE ALIMENTOS

ALIMENTOS A EVITAR

ALIMENTOS ACONSEJABLES

Lácteos

Lácteos enteros

Leche desnatada s/lactosa

Probióticos vía oral

Carnes

Carne roja

Ternera blanca

Pavo

Embutidos

Conejo

Pollo sin piel

Pescados

-

Pescados magros blancos

Huevos

-

Tortilla/revuelto con 1 yema + claras

Huevo pasado por agua

Pan

-

Pan tostado (no integral)

Pan sin gluten

Embutidos

-

Jamón cocido

Pechuga de pavo cocido

Verduras

Flatulentos (col, brócoli, coliflor, etc.)

Calabaza

Verduras crudas (ensaladas)

Zanahoria

Espinacas

Calabacín

Cereales

Cereales integrales (insoluble)

Harina de arroz/maíz

Tortitas de arroz

Arroz hervido

Con gluten

Sémola de arroz

Noodles de arroz

Pasta de sopa pequeña

Patatas

-

Puré de patatas

Patata/boniato hervido

Frutas

Frutas con piel

Manzana al horno con canela o pelada y oxidada

Plátano maduro

Mermelada de melocotón

Naranja

Pera al horno

Grasas

Mantequilla

AOVE acidez ≤ 0.8 (una cucharada en todo el día)

Margarina

Nata

Bebidas

Bebidas gaseosas

Agua

Caldo vegetal

Infusiones

Suero oral

Cafés

                         

 

7.  TRATAMIENTO

No existe cura para la enfermedad, pero hay muchas formas de sobrellevarla, tratando siempre de disminuir la inflamación todo lo posible. Se suele comenzar con corticoides, controlando la alimentación, utilizando suplementos y en caso de gravedad, cirugía.

A las personas con esta patología les viene muy bien el uso de suplementación para ir reduciendo el uso de fármacos todo lo posible y, su vez, mejorando y recuperando las paredes intestinales, como son los siguientes:

 

  • Glutamina: mejora digestiones, nutre las células del colon, repara tejidos musculares y disminuye la diarrea y el dolor abdominal.
  • Omega-3, aceite de onagra, aceite de borraja: tiene efectos antiinflamatorios.
  • Probióticos: fortalece la flora intestinal y mejora el estado general del intestino.
  • Fibra soluble: tomar antes de las comidas para evitar el efecto laxante que produce la bilis.
  • Germen de trigo: gran aporte en zinc.
  • Equinacea: mejora el sistema inmune.
  • Enzimas digestivas: proteolíticas (para digerir mejor las proteínas), lactasa (para digerir mejor los lácteos) y glucolíticas (para digerir mejor la glucosa).

 

Es importante digerir bien las comidas secretando la cantidad ideal de enzimas y así poder convertir el alimento en papilla. Es decir, cuanto más mastiquemos, más “fácil” se lo pondremos a nuestro sistema digestivo.

Podemos encontrar ciertos alimentos ricos en enzimas digestivas naturales: piña, papaya, aguacate, plátano, miel, kiwi y en todos los vegetales, sobre todo fermentados, como el chucrut. A su vez, las mismas podemos obtenerlas a través de la suplementación (tomando un comprimido antes de cada comida).

 

8. CONCLUSIÓN

Los tratamientos que se lleven a cabo van a depender de la evolución de la enfermedad de cada paciente.

Llevar una vida sana es de vital importancia para conseguir una buena calidad de vida. No solo afecta a los que la padecen, sino también al entorno familiar. Por su parte, su diagnóstico precoz ayuda a que el tratamiento sea mucho más eficaz en la persona y la enfermedad sea más llevadera. 

 

También puede interesarte nuestro servicio de Entrenador Personal en Granada

 

9. BIBLIOGRAFÍA

 

Alimmenta. (s.f.). Obtenido de https://www.alimmenta.com/dietas/dieta-para-la-enfermedad-de-crohn/

Cenizo, D. M. (s.f.). canal salud. Obtenido de http://canalsalud.imq.es/enfermedad-de-crohn/

https://enfermedaddecrohn.info. (s.f.). Obtenido de https://enfermedaddecrohn.info/

Pont, J. (22 de Mayo de 2018). www.joseppont.com. Obtenido de http://www.joseppont.com/enzimas-digestivas/

Kilian García

Dietista – Nutricionista en Granada

 

Información importante sobre Cookies:

Trainer Club C.B. utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando por la web entenderemos que está de acuerdo con la existencia de las mismas. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. Aceptar Mas Info.