trainerclub.es

¿Crujirse la espalda es bueno?

 

Mucha gente me pregunta sobre el crujido de las vértebras y demás articulaciones, si es bueno o malo hacerlo.  La gente lo hace muy a menudo, y varias veces al día. Ahí va la respuesta: no, no es bueno. Aunque tampoco es que tenga consecuencias demasiado drásticas, no ayuda a corto plazo y perjudica en el medio- largo plazo.

Pero vamos a explicarlo bien.

¿Qué sucede cuando crujimos las vértebras?

Responder a esto es complicado. El sonido o crujido no ocurre porque se recolocan las vértebras, ni porque chocan unos huesos con otros, ni nada parecido. Lo que ocurre es una implosión (lo contrario a una explosión): se juntan las moléculas de aire que hay diluidas en el líquido articular cuando se sobrepasa el movimiento fisiológico activo de una articulación.

Esto genera ese crujido o chasquido articular.

¿Es malo si hago crujir mi espalda?

Siempre que las vértebras u otra articulación suenan con facilidad es porque existe una hipermovilidad: las vértebras se mueven demasiado. Este es una compensación de una hipomovilidad (existe menos movimiento de lo normal) por arriba o por abajo.

Lo que haces cuando crujes estas vértebras con tanta facilidad es mover más aún las hipermóviles, por lo que van a sufrir, provocar dolor y desgaste a largo plazo.

Pues yo me siento muy bien cuando hago crujir la espalda

Al crujir una vértebra se siente un momento de placer pero a costa de darle mayor movilidad. Pero a largo plazo, como ya  hemos dicho, no es bueno. De hecho, la sensación de bienestar es momentánea y nunca es suficiente: siempre quieres crujirte otra vez y sabes que en el fondo no te ayuda.

¿Qué hago para no crujirme la espalda?

Solo dejar que las ganas de crujirte la espalda se calmen. Aguantar y dejar que se te olvide. Puedes ayudarte haciéndote algunos automasajes, practicando algunos ejercicios de movilización o estiramientos que te ayudan a sentir mejor, y si no, ve al fisio.

¿Cuándo mi fisioterapeuta me cruje la espalda si vale?

Si lo hace con una adecuada valoración y con conocimientos teóricos y técnicas adecuadas, el fisioterapeuta solo manipulará las vértebras hipomóviles y en el sentido de menor movilidad. Esto equilibrará tu sistema corporal y es lo que hace que los síntomas mejoren.

No lo dudes, cuanto menos te hagas crujir la espalda, menos tendrás ganas y seguramente tendrás menos dolores y malestar.

Puntos clave:

  • Cuando crujimos la espalda ocurre una implosión del gas disuelto en el líquido sinovial intraarticular que genera ese crujido o chasquido.
  • Siempre que las vértebras suenan con facilidad existe una hipermovilidad: no existe una restricción de movilidad, al contrario, las vértebras se mueven demasiado.
  • Para dejar el mal hábito de crujirte la espalda, te recomiendo algunos auto-masajes, ejercicios de movilización y estiramientos que pueden ayudar a sentirte mejor, y si no, acude a tu fisioterapeuta.

 

Bibiliografía:

 

Marina Garrido

Fisioterapeuta

Información importante sobre Cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies Aceptar Mas Info.