trainerclub.es

Artrosis de la mandíbula (ATM): síntomas y tratamiento

 

            Si calculamos, desde que nace una persona hasta que tiene 80 años, los movimientos de masticación, podría hacerlo unos 16 millones de veces (sin calcular los movimientos extras si fuese consumidor frecuente de chicle).

            Un movimiento tan repetido puede ser un factor de riesgo que favorezca la artrosis en la mandíbula.

         

            Estructuras que componen la mandíbula (ATM)

            Esta articulación está formada por 2 huesos de nuestro cráneo (temporal y mandíbula) y los 2 músculos más importantes de la masticación que son el músculo temporal y el músculo masetero. Si retiramos estos músculos, tendones y ligamentos, llegamos a un plano más profundo donde se observa que la mandíbula se articula con el cráneo, aunque no están en contacto directo ambos huesos, sino que entre ellos existe un fibrocartílago (estructura parecida a los meniscos de la rodilla).

            Si miramos desde abajo del cráneo, se observan 2 músculos importantes también en la masticación: el pterigoideo interno y el pterigoideo externo, y la articulación de la mandíbula detrás de esos músculos. Entre esta articulación, observamos el fibrocartílago. Éste, durante el movimiento, se desliza tanto en el hueso temporal como en el cóndilo de la mandíbula.

            Debido a este movimiento tan amplio, la articulación temporomandibular es considerada una articulación compleja, cuya mecánica es extremadamente fina si no queremos que sufra, que se quede encajada o que sufra compresiones que la degeneren y desgasten poco a poco.

            Causas de la artrosis de mandíbula

  1. Edad: el paso de los años degenera las articulaciones en general, y a más tiempo de vida, más son los movimientos de masticación que se han realizado y más predisposición tiene a sufrir artrosis.
  2. Bruxismo: es un trastorno en el que se comprime constantemente la articulación temporomandibular (la persona aprieta los dientes, sobre todo por las noches o bajo situaciones de estrés). Es un factor de riesgo que favorece el desgaste de la articulación.
  3. Desequilibrio funcional de la articulación: el desequilibrio entre el tono de los distintos músculos provoca disfunciones en la articulación.
  4. Masticación unilateral: masticar con un solo lado causa desequilibrios en la articulación temporo-mandibular porque no trabaja de forma simétrica. Esto sucede en los consumidores de chicle.
  5. Alteraciones metabólicas: los trastornos de la eliminación de alguna sustancia pueden provocar cambios en la articulación que la degeneran.

¿Necesitas Fisioterapia en Granada?

La terapia manual y el diagnóstico correcto son los dos ejes de nuestro trabajo.

Comprometidos con nuestros tratamientos y resultados.

Fisioterapia en Granada

Síntomas

A una persona con artrosis en la mandíbula le sucede lo siguiente:

  1. Ruidos en el movimiento (como arenilla en la articulación).
  2. Limitación de la movilidad de la mandíbula.  A veces hasta bloqueos en los que la articulación no puede moverse (ya que el fibrocartílago se queda     encasquillado y no permite el deslizamiento de los huesos y puede ser doloroso).
  3. Desviaciones de la mandíbula hacia el lado afectado.
  4. Inicialmente, el dolor es difuso en el oído, mejillas, sienes, dientes, mandíbula o zona de alrededor.
  5. El dolor aumenta y progresa hasta que se presenta durante el movimiento.

Tratamiento

El tratamiento de la artrosis de la ATM no debe ser trabajo de un solo profesional; el trabajo en conjunto de las siguientes especialidades da muy buenos resultados:

  • Fisioterapia: existen muchas técnicas encaminadas a restablecer el equilibrio de esta articulación. De hecho, hay fisioterapeutas que se dedican solo a estas lesiones y han desarrollado técnicas específicas para tratar la limitación de la movilidad, los desequilibrios de fuerza, el dolor, etc.
  • Odontología: también tiene un conjunto de herramientas que se enfocan en los trastornos dentales y mandibulares que pueden estar produciendo estas lesiones.
  • Medicina: la administración de fármacos para el dolor y la inflamación es parte importante del tratamiento.

Como última opción cuando ya la artrosis es insoportable se recurre a la cirugía.

            Tratamiento en casa para la artrosis de la mandíbula

  • Automasaje de la mandíbula.
  • Estiramiento de maseteros.
  • Ejercicios para relajar los pterigoideos.
  • Automasaje de garganta.
  • Ejercicios respiratorios.

 

Pregunta por nuestro servicio de Entrenador Personal en Granada

 

Bibiliografía:

  • “Compendio sobre Diagnóstico de las Patologías de la ATM”, Jorge Alfonso Learreta.
  • “Tratado sobre osteopatía craneal, articulación temporomandibular: análisis y tratamiento”, François Ricard.

 

Marina Garrido

Fisioterapeuta en Granada